15 Jul 2020

22 Jun 2020

Please reload

Entradas recientes

TODO EMPEZÓ EN SEMANA SANTA

4 Apr 2020

1/10
Please reload

Entradas destacadas

The Olive Grove Retreat (Casa de retiros El Olivo)

 

 

 

El Rvdo. Andrew Rea

Calasparra, Murcia

 

Cuando Dios nos llama a hacer algo, Él ya sabe el resultado. La gente a menudo desea que Él nos haga un correo electrónico o Facebook, o inclusive nos envíe un mensaje de texto. Pero no funciona así, solo tenemos que ir con fe. Aunque no veo ninguna referencia a las redes sociales en las Escrituras, los profetas supieron arreglárselas bien.

Al final, Dios nos llamó a mi esposa Jean y a mí para iniciar un centro de retiros cristianos donde las personas puedan venir en busca de paz y tranquilidad y así poder tener un tiempo para reflexionar en medio de sus ocupadas vidas. Pero él no incluyó la otra parte de su deseo: una congregación aquí. Pensé que mis días de ministerio activo habían terminado, ¡pero ha llegado cuando nos estamos acercando a la edad de setenta años!

 

El llamado ocurrió un domingo por la tarde a principios del 2015. Fue por la mañana, comimos y estábamos descansando en nuestra casa en La Marina, cerca de Torrevieja. Ya llevábamos cuatro años viviendo en España una vida relativamente tranquila. Debido a mi ministerio había realizado servicios casi todos los domingos, realizando además funerales y bodas. No menos importante había sido mi ministerio pastoral. Al llegar el llamado para comenzar un retiro, fui consciente que nuestras vidas estaban a punto de cambiar de estilo. Recuerdo decirle a Jean cuando le explicaba el llamado: “¡Nuestras vidas van a ser como una montaña rusa, con muchas subidas y bajadas más allá de lo creíble!" Palabras proféticas de hecho... sin embargo, la respuesta de Jean fue simplemente: "OK, ¡comencemos!"

 

Conseguimos comprar un terreno en Murcia, formado por tres hermosos y tranquilos olivares contiguos. Estuvimos viviendo en una caravana en la parcela donde el Centro de Retiros tardaría quince meses en levantarse. NO llevábamos mucho tiempo viviendo allí cuando a Jean le diagnosticaron cáncer de colon, y mi pregunta inevitable fue "¡¡¿ "¡¡¿POR QUÉ? Hemos vendido nuestra casa en La Marina y venimos aquí con fe para tratar de hacer Tu voluntad!!” ¿Qué está pasando? Una sencilla respuesta me llegó una noche mientras caminando por la tierra, gritaba al cielo: "Ella tendrá un ministerio para personas con cáncer". Jean tuvo una operación y quimioterapia (mientras estaba en la caravana a 40º C). Dos operaciones de hecho. Ahora está completamente recuperada con seis chequeos mensuales, que esperamos a partir de este mes comiencen a ser anuales. Estaba desesperado por trasladar a Jean de la caravana a un alojamiento más cómodo, por lo que el plan de construir una cabaña de madera para el Centro de Retiros se tuvo que adelantar. En mi prisa, creo que mi juicio se torció un poco. En ese tiempo, todos los domingos por la mañana habíamos comenzado a tener servicios anglicanos bajo el toldo de la caravana, ya que los británicos que vivían en el área de Calasparra nos dijeron que llevaban dieciséis años esperando poder tener servicios en inglés. Una señora de nuestra nueva congregación me recomendó un carpintero inglés local y lo contacté para construir la cabaña de madera. Promesas, promesas y más promesas... lo cierto es que, aunque comenzó el trabajo y tomó una gran suma de dinero, finalmente no terminó el trabajo negándose a devolver los miles de euros que ya se le había pagado. Aunque reconozco que fue mi culpa, puedo decir como excusa que en ese tiempo mis pensamientos no estaban claros. Conocí a otro carpintero inglés cerca de Torrevieja que nuevamente volvió a hacernos promesas, pero que parecía poder cumplir. Terminó la cabaña de madera y construyó una capilla de madera en la tierra del Centro de Retiros. Todo salió bien hasta que se ofreció a construir una casa de madera para nosotros en la parcela contigua. Y quería un gran depósito. Ahí va esa canción otra vez... pero nos dio un contrato que decía que, si no se pudiera obtener el permiso de edificación para una casa de madera, él devolvería el depósito. Pagué el depósito y no obtuvimos permiso de planificación. Su bajo presupuesto inicial fue subiendo y subiendo de todas las maneras hasta llegar a ser un precio similar a si se hubiera construido como una casa de ladrillo normal. Él no devolvió nuestro depósito. Sin embargo, un constructor español que conocimos nos construyó una maravillosa casa de ladrillos, a tiempo y según sus estimaciones. Moraleja: - ¡Usa constructores espanoles  a tiempo y según sus estimaciones. Moraleja: - ¡Usa constructores españoles! Así que ahora vivimos en una casa cómoda, la congregación está creciendo y el Centro de Retiros está abierto. Dios ha abierto puertas asombrosas en nuestro viaje a Calasparra y cerró las puertas a las que no debemos entrar. Si nos hubiera enviado un correo electrónico para que no contratáramos constructores ingleses, habría sido una ventaja, pero estamos agradecidos por sus muchas bendiciones. ¿Coincidencia o incidencia de Dios? Yo creo en esto último. De repente, nuestro gerente del Banco nos contactó para quedar con nosotros e ir a ver la casa. Inmediatamente pensé, que un gerente del Banco te llame para quedar contigo nunca es buena señal. Sin embargo, fue de gran ayuda sugiriéndonos que pidiéramos una pequeña hipoteca sobre la casa con la cual poder abonar los dos prestamos bancarios que estuvimos obligados a pedir debido a los altos tipos de interés ya que nuestra liquidez se agotó gracia a los dos constructores ingleses.

 

Lo más pronto posible tendremos que construir una capilla más grande, así como más alojamiento para las personas que vienen a nuestro Centro de Retiros. Consideramos esta reunión inesperada con nuestro gerente de banco como una incidencia de Dios, una de muchas en el camino a Calasparra. Casi he terminado de escribir un libro que contendrá muchos más detalles de nuestra montaña rusa. Ahora, tenemos los dos, setenta y dos años de edad. Le pregunté a Dios una vez si iba a hacer estallar mis zuecos pronto y dejar a Jean con todo el desorden. La respuesta fue directa: "Vivirás tanto como Moisés". Amén a eso.

 

La dirección del sitio web de Retreat (que está en varios idiomas, incluyendo inglés y español) es: www.olive-grove-retreat.com ¡Bienvenido!

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Síguenos