© 2017 Iglesia Española Reformada Episcopal, Comunión Anglicana

Blogs - Rvmdo. Juan María Tellería Larrañaga

Uno de los pasajes más conocidos de los Santos Evangelios es el referido en San Lucas 18:15-17 (y paralelos), donde se nos narra un episodio harto entrañable del ministerio de Jesús, cuando le llevan unos niños para que les imponga las manos y los bendiga pese a la oposición de los discípulos. Una historia semejante se ha prestado desde siempre a una exposición homilética centrada en la idea de que Dios (o Jesús en este caso c...

UNA AUTOCRÍTICA PERMANENTE Y NECESARIA.-

La actualidad presenta desafíos constantes a instituciones, ideologías y creencias que vieron la luz en épocas pasadas, de modo que les exige —y ello está muy bien— tomas de postura claras y bien definidas ante cuestionamientos y situaciones que afloran de continuo. No nos ha de extrañar; aquello de “adaptarse o morir” no es solo un axioma biológico, sino que tiene su aplicación en todos...

No cerremos los ojos a la realidad: la Biblia es hoy para un buen porcentaje de la ciudadanía de los países occidentales un libro totalmente desprestigiado. No es el caso, por supuesto, de quienes con absoluta seriedad la estudian desde el punto de vista literario o histórico, y ni que decir tiene, tampoco el de quienes la reconocen como Palabra de Dios revelada a los hombres, con todos los matices que ello pueda implicar. Per...

Uno de los textos más extraordinarios que se encuentran en el llamado “Corpus Paulinum” (1), y más concretamente en las epístolas de cuya autoría paulina hoy nadie duda (2), es el himno registrado en Filipenses 2:6-11, sin duda un cántico a Cristo Redentor que entonaba la Iglesia primitiva, o por lo menos la comunidad de Filipos. Son innumerables los comentarios de alta calidad que se han efectuado sobre este pasaje (3), de ma...

Domingo de Pentecostés constituye una de las grandes festividades del calendario cristiano universal, y como a veces se ha dicho, es el cumpleaños de la Iglesia. La Iglesia nace el día de Pentecostés cuando el Espíritu Santo desciende, conforme a las promesas de Jesús, sobre el grupo de discípulos reunidos, quienes a partir de ese momento iniciarán las labores de evangelización del mundo, porque solo el poder del Espíritu Sant...

¿POR QUÉ DEBEMOS LEER EL ANTIGUO TESTAMENTO?

O

EL DESAFÍO DE UN MUNDO ANTIGUO A UNA IGLESIA MODERNA

Desde que en el siglo II el primer reformador de la historia del cristianismo, Marción de Sínope (1), pusiera en la picota el Antiguo Testamento, contrastándolo con el Nuevo (2) y negándole valor como Escritura Sagrada para la Iglesia, han venido surgiendo hasta nuestros días legiones de neomarcionitas que han rechazado de plano la...

Desde sus comienzos, la Iglesia cristiana incluyó entre sus prácticas litúrgicas la predicación, sermón u homilía, que podía ser más o menos larga, pero por lo general centrada en la persona y la obra de Cristo. De esta manera, los hechos y dichos de Jesús, con especial hincapié en los acontecimientos pascuales durante los períodos señalados para ello, se constituyeron en el gran tema sobre el cual los creyentes cristianos ref...

¿Cuántas veces no habremos escuchado desde los púlpitos esa pregunta retórica acerca del sufrimiento de Jesús frente a la cerrazón de sus discípulos o su falta de caridad (hoy diríamos “de empatía”) ante el dolor humano? Seguro que hemos perdido la cuenta. Se trata de uno de esos tópicos que se suelen repetir con cierta frecuencia y que, en cierto modo, sirven muy bien como recurso homilético a fin de introducir ciertos temas.

...

Lo hemos dicho muchas veces, tantas que casi podemos ser percibidos como persona excesivamente insistente, cansina incluso, pero nos da igual. No dejaremos de afirmar una y otra vez, a tiempo y a destiempo, contra viento y marea, que leer la Biblia es un inmenso privilegio. Y lo volvemos a repetir. Ahí queda, como una de esas frases lapidarias que pasan a la historia. Y supone un inmenso privilegio porque ni siempre, a lo larg...

“Que el Espíritu Santo congregue en la unidad a cuantos participamos del Cuerpo y Sangre de Jesucristo nuestro Señor”. Estas palabras, que se escuchan cada domingo, son una oración, la oración de la Iglesia por un milagro, tal vez el mayor de todos los que se hayan vivido a lo largo de la era cristiana: la unión real, efectiva, de cuantos nos llamamos seguidores y discípulos de Cristo Jesús, divididos, tristemente separados en...

Please reload