top of page

Historia de la exégesis del Nuevo Testamento, por Juan María Tellería


[reseña Javier Otaola]


El pasado viernes 27 de enero el Obispo Carlos nos dio la oportunidad de presentar en la Catedral Anglicana de Madrid, la obra del Rvdo. Juan María Tellería Larrañaga, que es en la actualidad profesor y decano del Centro de Investigaciones Bíblicas—Centro Superior de Teología Protestante en España. Es presbítero ordenado y delegado Diocesano para la Educación Teológica[1] en nuestra Iglesia Española Reforma Episcopal.






[ Rvdo. Juan María Tellería Larrañaga]


Una persona culta y con inquietud intelectual, en este primer cuarto del siglo XXI, que se declare a sí misma cristiana tiene que sentir la necesidad de adquirir una mínima cultura teológica, no es posible que se sienta satisfecho con la somera y simplificada educación, más devocional que teológica, que puedo recibir en su infancia o en su juventud, es muy difícil que con una nula educación teológica pueda confrontarse, ni siquiera conversar con el Mundo de las Ideas en el que todos vivimos en nuestras sociedades tecnológicamente avanzadas, cosmopolitas, culturalmente pluralistas, secularizadas. Leer sobre teólogos y teología no es un lujo sino una necesidad, que nos permite asumir y comprender los términos de nuestra conversación pública y conocer la pluralidad misma del pueblo cristiano en su conjunto más allá de denominaciones.


Leer sobre teólogos y teología cristiana, es a la postre pensar en apalabrar la experiencia de Dios, de un Dios

hecho carne en la persona de Cristo y que ha irrumpido en la Historia. Lo que tiene que ver con Dios tiene que ver también con nuestra condición existencial que nos invita a participar en el cataclísmico y extraordinario acontecimiento de la vida, la palabra, la muerte y la resurrección del Cristo, Jesús de Nazareth. [Karl Barth]


La novedad del NT. Dentro de la Biblia, un libro de libros hay diferencias de interés y de valor teológico. El Nuevo Testamento es como su propio nombre indica una novedad, algo que contradice y resignifica el sentido de lo anterior. Aunque hay elementos teológicos del AT que permanecen, se producen cambios radicales y en cierto modo sorpresivos en el discurso del NT: el mayor de toda la apertura de la "predilección" de Dios a toda la Humanidad, la universalización de una alianza que en el AT está reservada al pueblo de las 12 Tribus, pacto político con el Pueblo de Israel y sus Reyes a la Ley de YHVH como Pueblo creyente. Con el evangelio una predilección que se extiende a todos en realidad deja de ser una predilección, aunque puede quedar un honor de primogenitura. La universalización de la Ley la transforma completamente: desaparecen los privilegios de la Tribu de Levi, desaparece la sacralidad de Sión y del Templo, desaparece la sacralidad de las reglas dietéticas e higiénicas del Levítico, queda abolida la poligamia y el repudio, queda abolido el valor sacrosanto del Sabbat, queda abolida la circuncisión...







El Nuevo Testamento se fragua en el seno de la Iglesia primera, en medio de sus controversias, sus reflexiones, sus inquietudes, a la manera en que los apóstoles —muy especialmente dos de ellos, Juan y Pablo—entendieron el significado de quién es Dios según el mensaje de Jesús y lo proyectaron en la praxis de sus congregaciones. El momento escatológico inminente que Jesús proclama como fin de los tiempos no se cumple como una llegada del Reino desde arriba, de modo que ese proyecta hacia el futuro como una experiencia espiritual que implementa paulatinamente en la Historia. Con el tiempo el cristianismo será perseguido por el Imperio Romano, pero paulatinamente se hace él mismo Imperio y Cristiandad, hasta el punto de identificarse con él en la fórmula de la Iglesia de Roma y del Papado. La Reforma a partir de 1517 impugnará esa imagen imperial de la Iglesia y un propiciará al modelo paulino de un conjunto de Iglesias nacionales confederadas por el carisma compartido. Hoy en este tiempo de post-Cristiandad, que no post-cristianismo, pero sí post-moderno y líquido, se plantean otras hermenéuticas. y otros discursos teológicos que sean más inteligibles para los hombres y mujeres de este siglo XXI.


El filósofo español, Fernando Savater con irónico ánimo derogatorio, pero a la postre con agudo vislumbre de la realidad, lo dice mejor que muchos teólogos: «Tener fe hoy no es creer sin haber visto, sino creer después de todo lo que hemos visto». En efecto la fe no es una experiencia ahistórica, que se produce en un tiempo inmóvil, en un autoconocimiento estático y una cosmovisión inmovilizada en el siglo I. El depósito de la fe es un depósito histórico que se conserva y se resignifica en el seno de la Iglesia universal de generación en generación salvaguardando siempre su sentido salvífico. El Evangelio en realidad y desde el punto de vista de la fe mosaica y de su general derogación, surge como una herejía del judaísmo, así lo define en su magnífico The heretical imperative, Peter Berger [2] y se ha ido definiendo y redefiniendo en sucesivos Concilios en un proceso de sinodalidad que se proyecta a través del tiempo.



 

[1] La interpretación del Nuevo Testamento a lo largo de la era cristiana: Historia de la exégesis del Nuevo Testamento | 29 noviembre 2022. Teología del Antiguo Testamento | 22 enero 2019 ¿La biblia? ¿Qué es eso? por Juan María Tellería Larrañaga y Rosa María Gelabert Santané | 16 octubre 2017..Un encuentro con María: Reflexiones de un clérigo sobre la Santa Madre de nuestro Señor Jesucristo. La Santa Biblia analizada en sus libros: Una aproximación crítica a las Sagradas. Enero 2013.La interpretación del Nuevo Testamento a lo largo de la era cristiana|. junio 2014, 2ª 2022,

[2] Peter Ludwig Berger (Viena, Austria; 17 de marzo de 1929-Brookline, Massachusetts; 27 de junio de 2017)​teólogo luterano y sociólogo vienés. Fue director e investigador sénior del Instituto de Cultura, Religión y Asuntos Mundiales de la Universidad de Boston. Conocido, sobre todo, por su obra La construcción social de la realidad: un tratado en la sociología del conocimiento (1966), que escribió junto con Thomas Luckmann. The Heretical Imperative: Contemporary Possibilities of Religious Affirmation. Peter L. Berger. ºAnchor Press/Doubleday. 220

Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes