top of page

Cristianismo y evolución, por Javier Otaola



El gran teólogo Juan Masiá [1]escribe en Religión Digital[2] una reflexión a propósito de la reacción de varios cardenales anti-sinodales que han intentado comprometer al Papa Francisco con la formalización de 5 dubia, es decir cinco cuestiones que ponen en entredicho la ortodoxia de la propuesta Papa. Frente a esa posición reactiva, frontalmente contraria a cualquier forma de teología evolutiva, Juan Masiá pone el dedo en la llaga señalando de que en el fondo "Teólogos y teólogas anti-sinodales no entienden que mentalidad sinodal y evolutiva son inseparables" Masiá, pone en evidencia que las 'dubia' cardenalicias, son prueba de una fe cristiana que niega la historicidad de la fe y la condición evolutiva de lo humano: "El catolicismo conservador no digiere la evolución" Teología y evolución Creer y comprender : "En el fondo de las “dudas” hay un problema de pensamiento y de espiritualidad: la falta de un pensamiento evolutivo y la falta de una espiritualidad de dejarse llevar por el Espíritu", de esas dudas se deriva un temor a cualquier evolución teológica que contradiga otras anteriores, así interroga una de sus dubia:


¿Es posible que la Iglesia enseñe hoy doctrinas contrarias a las que ha enseñado anteriormente en materia de fe y de moral, ya sea por el Papa “ex cathedra”, ya sea en las definiciones de un Concilio Ecuménico, ya sea en el magisterio universal ordinario de los Obispos dispersos por el mundo (cf. “Lumen Gentium” 25)?


Los medios católicos favorables al Papa Francisco han saludado con respeto las respuestas informales del Papa a los dubia, que no se atienen a los términos literales de las preguntas; pero Juan Masiá cree que habrá que ir más allá : «si los cardenales de "voces ultras" pecan por exceso, Francisco se queda corto» —dice Juan Masiá: «Incluso los más progresistas, a la hora de la verdad tienen miedo a la evolución de las doctrinas, no se atreven a combatir el estreñimiento por miedo a las diarreas. Pero no tengan miedo. La diarrea, como el sudor y otras expulsiones de lo que atasca el tráfico vital, son beneficiosas para la salud corpórea y psíquica..03.10.2023 «El catolicismo conservador no digiere la evolución».





La verdad es que con lo que hemos llegado a saber gracias al pensamiento científico y a los descubrimientos arqueológicos prehistóricos sobre nuestra estirpe Homo Sapiens, hoy es imposible entender el Mundo y la historia humana sin asumir el orteguiano principio de historicidad. Como decía el filósofo Karl Popper «en el mundo no hay cosas sino procesos», por lo que la evolución y el cambio es el marco de inteligibilidad del Universo, lo que en su día conmocionó el anquilosado pensamiento teológico de la época, ha sido integrado en el pensamiento vivo de la teología cristiana [3]. Curiosamente, la misma Iglesia de Roma comenzó a abrirse al sentido dinámico de la fe cristiana, que surge en la Historia de forma dramática y disruptiva, —herética podríamos decir— a partir de la matriz del judaísmo anclado en la Tanaj o Antiguo Testamento.


Los cardenales escrupulosos que con sus dubia se aferran a la inmutabilidad literal de las doctrinas en las que se ha ido formulando la fe, presuponen una mentalidad sustancialista que no digiere la evolución. Juan Masiá va más allá: «Pero si los cardenales de "voces ultras" pecan por exceso, Francisco se queda corto».


Los cardenales «en duda» alegan, —como lo hizo el Sanedrín condenando a Jesús— que la Revelación es inmutable y no valen nuevas interpretaciones, Francisco les dice que interpretar mejor es descubrir más su riqueza y expresarla mejor. Francisco es de la estirpe de Juan XXIII que decía: «Una cosa es la sustancia del depósito de la fe y otra la manera como se expresa». Felizmente para la Iglesia de Roma y para el cristianismo en su conjunto el Concilio Vaticano II optó por la evolución (Cfr. Dei Verbum 8 y Dignitatis humanae, 1)


Juan Masiá incluso va más allá: «Las respuestas que dará la teología revisionista de mentalidad evolutiva tendrán que ser más radicales». [4] O sea una fe consciente y fiel a la verdad, a toda la verdad, no puede eludir el imperativo de repensarse con el lenguaje conceptual de cada momento histórico.[5]




 

[1]Juan Masiá Clavel S.J. (Murcia, 1941) teólogo, profesor y escritor jesuita español. Sus posiciones sobre moral sexual y bioética han sido desautorizadas por sus superiores de la Compañía de Jesús y la Universidad Pontificia Comillas lo retiró de la dirección de la Cátedra de Bioética, que ostentó durante dos años. Obra n español:e El animal vulnerable (1997) Con Tomás Domingo Moratalla y Alberto Ochaíta Lecturas de Paul Ricoeur (1998) Aprender de Oriente (1998) Para Ser Uno Mismo: de la Opacidad a la Transparencia (1999) Respirar y Caminar: Ejercicios Espirituales en Reposo (2001) Caminos Sapienciales de Oriente (2002) Bioética y Antropología (2004) Pruebas Genéticas: Genética, Derecho y Ética (2004) Fragilidad en esperanza. Enfoques de Antropología (2004) La gratitud responsable (2004) Con Santiago Madrigal y Manuel Porras, Ser Humano, Persona y Dignidad (2005) Tertulias de bioética. Manejar la vida, cuidar a las personas (2006). [2] Masiá, ante las 'dubia': "El catolicismo conservador no digiere la evolución". 03/10/2023. RD [3]Pierre Teilhard de Chardin SJ (1 de mayo de 1881-Nueva York, 10 de abril de 1955) jesuita, paleontólogo y filósofo francés que aportó una visión de la evolución. equidistante en la pugna entre la ortodoxia católica y científica. Fue autor de varios libros teológicos y filosóficos de gran influencia, participó en el descubrimiento del Hombre de Pekín. En 1962, la Congregación para la Doctrina de la Fe condenó varias obras de Teilhard por sus supuestas ambigüedades y errores doctrinales. sobre algunas de sus ideas. [4] Cfr. Miller, Kenneth R.; (1999) Finding Darwin's God: A Scientist's Search for Common Ground Between God and Evolution. [5] Teilhard de Chardin, Pierre (1955) Le phénomène humain. (El fenómeno humano). Taurus, 1986. Harrison, Peter, ed. (2010). The Cambridge Companion to Science and Religion (en inglés). Cambridge University Press. .







Commentaires


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page