El mejor poema de Andrés Ortiz-Osés


Andrés Ortiz-Osés (Tardienta, Huesca, 1943) es un filósofo antropólogo, escritor aforístico, fundador de una hermenéutica simbólica del sentido. Estudió teología en la Universidad Pontificia Comillas y filosofía en la Universidad Gregoriana de Roma y recibió las órdenes sagradas (Católico-Romano) aunque no ha ejercido como responsabilidades diocesanas . En la Universidad de Innsbruck (Austria) se doctoró en filosofía hermenéutica y fue alumno de Gadamer, Emerich Coreth y Franz-Karl Mayr. Ha colaborado con el Círculo de Eranos (Suiza), inspirado por Carl Gustav Jung.

Su creación filosófica es lo que él mismo denomina la hermenéutica simbólica. Es miembro de honor de la Sociedad Española de Psicología Analítica y director de la colección Hermeneusis de la editorial Anthropos. Ha sido profesor de las universidades de Zaragoza, Pontificia de Salamanca y Deusto, en la que se ha jubilado como catedrático emérito. En la actualidad vive en Zaragoza, en la Residencia Sacerdotal San Carlos, donde hace un par de años organizó la intervención de nuestro Obispo Don Carlos en una Conferencia explicativa de la Tradición Anglicana.

Andrés Ortiz-Osés representa una vivencia de la fe cristiana, abierta, experiencial, arraigada y a la vez liberada de dogmatismos canónicos: radicalmente evangélica y muy afin a nuestra tradición anglicana.

Publicamos aquí uno de sus recientes poemas donde destila una reflexión amorosa sobre la vida en un momento de fragilidad existencial, convaleciente de una enfermedad.

MI MEJOR POEMA, por Andrés Ortiz-Osés.

Este es mi mejor poema

voy a decir lo que siento

pienso y proyecto.

Lo que siento es amor y suelo

lo que pienso es suelo y amor

lo que proyecto es cielo.

Este era mi mejor poema

iba a decir lo que siento

pienso y proyecto

pero ya no lo sé quizás

ya no lo veo o no me atrevo

me olvidé saberlo.

Este sería mi mejor poema

si pudiera decir lo que siento

pienso y proyecto

lo he olvidado.

Siento que estoy desviviendo

pienso que me he desvivido

proyecto una evanescente sobrevivencia

póstuma.

Póstuma sobrevivencia que no supervivencia

póstumo recuerdo a/moroso de alguien

que no fue quien quiso

pero apostó por serlo

que no quiso lo que fue

mas lo asumió sincero incluso

con celo.

Sabe que el suelo es un cielo caído

de amor terreno

y el cielo un suelo trasfigurado

por amor: enamorado.

Para interesados en su amplia obra consultar fuentes en la red.

Entradas destacadas
Entradas recientes