Conferencia de Lambeth: ¿Qué de bueno puede salir de ese encuentro?






Me han preguntado muchas veces sobre los beneficios y los propósitos de la Conferencia de Lambeth: algunos dicen que es un encuentro costoso, una especie de fiesta pagada para los obispos, sin un beneficio tangible para las iglesias locales o las diócesis. Cuando oigo esas críticas mi mente regresa inmediatamente a los días de la persecución de la iglesia primitiva durante el Imperio Romano durante casi 300 años. Poco después de que Constantino se convirtiera en el Emperador, convocó a los obispos para una serie de consejos ecuménicos. Estoy seguro de que los cristianos que acababan de regresar a la vida normal como ciudadanos del Imperio estaban ocupados plantando iglesias y haciendo evangelismo. Voces y murmullos sobre los obispos que iban de vacaciones pagadas y comían la comida del emperador en los concilios ecuménicos ciertamente se oirían criticando con irritación esos privilegios.


Sin embargo, sin los concilios ecuménicos, no habría habido canonización del Nuevo Testamento, ni la formulación de los Credos, ni las doctrinas iniciales sobre la fe. De manera similar, la Conferencia de Lambeth, desde su inicio en 1867, ha acrtuado como un concilio ecuménico de nuestra Comunión, confirmado muchas de nuestras creencias y prácticas anglicanas, tales como: el Cuadrilátero de Chicago-Lambeth en 1888,los Instrumentos de Comunión en 1988, los Vínculos de Compañeros entre las Diócesis en 1988, Resolución I: 10 sobre sexualidad humana en 1998, etc.


Todos podemos entender que así como las parroquias locales tienen sus retiros parroquiales para discernir y escuchar a Dios, las diócesis sus retiros y conferencias diocesanas, de manera similar, la Comunión Anglicana necesita la Conferencia de Lambeth.


He visto muchos beneficios y medidas positivas de los vínculos de compañerismo entre las diócesis en mi provincia. Particularmente, la Diócesis de Malasia Occidental se ha vinculado con la Diócesis de Lichfield durante los últimos 30 años, desde 1988. En julio, vamos a ampliar nuestro vínculo de asociación por otros cinco años. Propicia un enlace feliz con jóvenes, adultos, mujeres, personas mayores e intercambios de clérigos. Otro de los programas beneficiosos salido de las Conferencias de Lambeth es el Programa de Voluntarios de St Chad (SCVP) donde los jóvenes de ambas diócesis pasan meses aprendiendo y descubriendo su fe, la cultura, el idioma y las creencias de otras personas, y cómo afrontan su vida diaria como una comunidad de fe y permanecer en su testimonio cristiano y discipulado, no solo un curso de estudio de certificado, sino un proceso de transformación de vida donde se debe proporcionar y experimentar el entrenamiento mutuo y el aprendizaje de la enseñanza de Cristo en diferentes circunstancias y situaciones. El proceso de entrenamiento de discipulado se recibe mejor y es más efectivo fuera de nuestra propia zona de confort.

Moon Hing, es Primado de Asia Sudoriental, y el Obispo de Malasia del Oeste, el Arzobispo Moon Hing, reflexiona sobre los beneficios de la Conferencia de Lambeth.


Publicación benévola, sin ánimo comercial. Traducido del inglés por La Luz. Escritorio anglicano.

Fuente original: http://www.anglicannews.org/blogs/2018/06/lambeth-conference-can-any-good-come-from-it.aspx

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2017 Iglesia Española Reformada Episcopal, Comunión Anglicana