15 Jul 2020

22 Jun 2020

Please reload

Entradas recientes

TODO EMPEZÓ EN SEMANA SANTA

4 Apr 2020

1/10
Please reload

Entradas destacadas

GUILLERMO DE OCKHAM, (1285 -1349)

 

 

 

 

10 de Abril en el Calendario de la IERE.

 

Natural de la villa inglesa que le da nombre, miembro de la Orden Franciscana, estudió en Oxford donde ejerce como lector de las Sentencias de Pedro Lombardo. En 1323 es acusado en Aviñón (sede papal) de herejía, proceso que duró varios años. En 1328 huye de Aviñón con el franciscano Miguel de Cesena, (1270-1342), son excomulgados y acaban refugiándose bajo la protección de Emperador Luis de Baviera. A partir de aquí escribe obras políticas en defensa del emperador y en contra del Papa Juan XXII al que acusa de herejía.

 

El S.XIV, con este pensador a la cabeza, convulsiona lo que son las grandes síntesis entre la filosofía y el cristianismo, (síntesis agustiniana de San Buenaventura y la síntesis aristotélica del tomismo), dando lugar a una radical separación entre la Razón y la Fe, entre la filosofía y la teología. Para Guillermo de Ockham, no se puede demostrar racionalmente ni la existencia de Dios ni los atributos divinos. Estos problemas quedan para el ámbito de la revelación eliminando así los preámbulos de fe de Santo Tomas.

 

La confianza de Guillermo de Ockham en la experiencia directa (conocimiento intuitivo) y la negación de la existencia de los universales, suponen un precedente de lo que será el empirismo moderno británico. Su pensamiento, da muchísima importancia al poder de Dios, reduciendo notablemente el papel de la razón, separación realizada para afirmar el carácter suprarracional y autónomo de la fe. A partir de estos postulados, filosofía y teología, se acabaran independizando en la época moderna.

 

Ockham establece una separación entre la Iglesia y el Estado. Solo reconoce un poder moderador del Papa en el terreno exclusivamente espiritual, defendiendo una concepción laica de la sociedad. En él es intensa la búsqueda de la separación entre lo espiritual y lo temporal, del mismo modo que separa la fe de la filosofía, con una intención clara, garantizar la espiritualidad de la comunidad cristiana.

 

Falleció el 9 de abril de 1349, en Múnich, Baviera, Alemania.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Síguenos