15 Jul 2020

22 Jun 2020

Please reload

Entradas recientes

TODO EMPEZÓ EN SEMANA SANTA

4 Apr 2020

1/10
Please reload

Entradas destacadas

Sermón sobre cómo el bien es tan bueno y lo malo es tan útil- sermon por la Pastora Luterana Nadia Bolz- Weber

 

 

 

Nadia Bolz-Weber es la pastora fundadora de House for All Sinners and Saints en Denver, Colorado. Ella es la autora del best-seller del New York Times Accidental Saints: Finding God in All the Wrong People (Convergente, 2015), disponible en las librerías ahora. Ella también es el autor de Salvation en la pequeña pantalla? 24 Horas de televisión cristiana (Seabury 2008) y el libro de memorias teológico más vendida del New York Times, Pastrix: la irritable, hermosa fe de un pecador y santo (Jericó, 2013). Nadia ha aparecido en BBC World Service, The Washington Post, Bitch Magazine, NPR's Morning Edition, Fresh Air, More Magazine, The Daily Beast y en CNN.

 

Nadie realmente cree que ella es una pastora ordenada en la ELCA. Tal vez son los tatuajes  el hecho de que le gusta soltar tacos como  un camionero. De cualquier manera ... ella está contenta con esto. Nadia vive en Colorado, donde se le puede encontrar escribiendo biografías en tercera persona, levantando pesas y paseando a su gran danés, Zaqueo.

 

Este sermon fuer escrito en Agosto del 2015.

 

 

 

 

 

 

Hace 3 días, alguien que, hasta ese momento, pensaba que era mi amigo, me etiquetó con una foto muy poco halagüeña en Facebook. En el cual, por alguna razón, parecía a la vez tonta y mórbidamente obesa. Y me molestó todo el día porque todos saben que Facebook es el lugar donde todos podemos ser patológicamente atractivos y felices y divertidos y tener vidas que se describen como nada más que el carrete más destacado.

 

Estaba tan enojada con esta foto horrible que me preguntaba cómo sería si en alguna dimensión alternativa todos tuviéramos perfiles de redes sociales alternativos, perfiles que estaban compuestos únicamente por las malas imágenes que hemos eliminado de nuestros teléfonos. Esas fotos en las que salimos con un ojo cerrado y donde nuestros traseros se ven enormes. Y todas las actualizaciones de estado en este Facebook alternativo fueron cosas como "Pasé la última noche sola mientras sollozaba suavemente en mi almohada de Star Wars" o "Acabo de comerle el coco a mi cónyuge para conseguir  tal cosa...". Sé una cosa: estaría mucho más motivada para pasar el tiempo leyendo las actualizaciones de estado de otras personas.

 

Algunos de ustedes saben que ayer prediqué en la boda de un querido amigo en Princeton. Y sin duda fue un hermoso evento y  todos los presentes lucían lo mejor posible. Pero dado el hecho de que vivimos en un mundo caído, miraba alrededor preguntándome si vestirse para las bodas es la mejor idea. Quiero decir, tal vez en lugar de disfrazarse y de lucir lo mejor posible en nuestras bodas, podría tener más sentido teológico si acabáramos de salir de la cama y apareciera totalmente como está. Con legañas en los ojos, luciendo halitosis matutina y esa camisa rasgada que todavía tenemos de la universidad. Eso sería más realista. Porque al final, por mucho que me gustaría que un album fotográfico destacado de nuestros momentos más brillantes y más definidos fuera solo lo que nos definiera, esta no seria la verdad. Me refiero a momentos como bodas y bautizos y graduaciones universitarias: los momentos de belleza y celebración son importantes, pero, de nuevo, si elegimos pensar teológicamente, esos momentos no son menos importantes para definirnos que nuestros momentos de fracaso y necesidad.

 

En nuestra lectura del Evangelio, Jesús dice que la voluntad del Padre es que no se pierda nada de lo que se le ha entregado, pero que todo se levantará el último día, lo que da lugar a la pregunta: ¿qué se ha dado exactamente? para el hijo?

 

Estoy bastante seguro de que Dios no eligió las cosas mas dignas de verse del Facebook de este mundo para entregarlas al hijo. No amigos, Dios lo incluyo todo. No creo que el padre le haya dado solo un rollo de fotografía  destacado para los momentos más brillantes y especiales de la vida. Ningún hombre, estoy bastante segura posee una vida perfecta, de un album fotográfico sin cortes.

 

Sin embargo, muchos de nosotros que crecimos en la iglesia recibimos el mensaje de que Dios solo está interesado en amar y salvar una versión ya limpiada de nosotros mismos ... así que solo podemos acercarnos a Dios con nuestra conciencia "tan limpia como nuestra Escuela Dominical Blanca". Zapatos. Como si Dios solo pudiera amarnos o hacer uso de nosotros cuando estamos en nuestro mejor estado. Y entonces, cuando somos pequeños y egoístas, enojados y llorosos, eso es solo lo proverbial que tenemos que barrer debajo de la alfombra antes de que llegue la compañía.

 

Y creo que todo esto podría estar relacionado con la forma en que vemos lo bueno y lo malo en nuestras vidas. Es como este trato extraño que hicimos con Dios: si aceptamos ser buenos, entonces Dios aceptará "no darnos más de lo que podemos manejar", lo cual es una tontería, por cierto, mi esposo, el tejano, dice que el versículo realmente significa que Dios no te dará más de lo que puedas soportar. No se te dará más de lo que una comunidad puede llevar, de todos modos, me pregunto si tal vez Dios no funciona de la misma forma que nosotros. Porque no creo que haya sido Dios quien haya establecido este extraño quid pro quo, donde a cambio de que nosotros seamos buenos, Dios acuerda asegurarse de que nuestras vidas nunca sean difíciles y nunca suframos. Me pregunto si la premisa básica con la que a menudo operamos es que si somos lo mejor de nosotros, Dios puede usarnos. Y si somos nuestro peor ser, entonces estamos solos y, de la misma manera, si nuestra vida es "buena", significa que Dios está complacido con nosotros y si nuestra vida es difícil, entonces significa que a Dios no le importa. En otras palabras, lo único que tiene valor es lo que puede aparecer en nuestro carrete destacado.

 

 

Y sin embargo, el Dios revelado en Jesús no parece compartir esa economía. Es decir, es la combinación más extraña de derrochador generoso y de frugalidad creativa. Quiero decir, antes que nada, Jesús aceptará a cualquiera: ese tipo ama a un pecador y ofrecerá perdón y misericordia para agradar, básicamente a cualquiera. Solo mire alrededor. Él no tiene gusto. Entonces, en lugar de que Jesús sea tacaño como si fuéramos tacaños, Jesús solo derrocha las bendiciones y el perdón como si crecieran en los árboles y al mismo tiempo no dejaran que nada se desperdicie. No me gustaría nada más que cortar el metraje en bruto de mi vida hasta el momento más destacado de los maravillosos momentos en que logré ser mi mejor yo más pronunciado y perfeccionado. Pero en la sala de edición de nuestras vidas, cuando intentamos cortar el metraje de cuando pensamos solo en nosotros mismos, o les gritamos a nuestros hijos o cuando quizás mentimos sobre eso o elegimos escuchar una voz que no sea la de Dios mientras esos trozos de película caen al piso de la sala de corte, para que podamos encubrir la realidad rota en la que vivimos, podemos escuchar a nuestro Señor y salvador decir "espera". Puedo usar eso ". Es como si tuviéramos un Dios del alimento del alma que hace la sopa espiritual de la cola de buey y chitlins de las cosas que preferiríamos tirar. Entonces, si la vida es dura y no podemos lograr ser siempre nuestro ser más grande y más gigantesco, no significa que algo esté "mal", no pasa nada porque Jesús no vino a redimir nuestras actualizaciones de estado de Facebook: Jesús vino a salvar a los pecadores y no se perderá nada que le haya sido dado por el Padre. Nada de eso.

 

Jesús dijo que esta es la voluntad del que me envió, que no pierda nada de todo lo que me ha dado, sino que lo levante en el último día. Para mí, esta semana, eso significaba que lo bueno, lo malo y lo feo todo se usa con el propósito de la redención de una manera que solo nuestro Dios puede hacer. Yo personalmente puedo testificar esto. Mi pequeño problema con el alcohol y mi historia de episodios depresivos y mi lucha con el intento en vano de equilibrar mi fe y mi cinismo, esas cosas han llegado a ser mucho más útiles en el ministerio que el hecho de que aprobé mi clase de griego en el seminario.

No sé por qué tenemos un Dios que tiene tan mal gusto como para utilizar incluso las peores partes de nosotros para la gloria del nombre de Dios. O por qué este mismo Dios también nos concede tanto amor y alegría en esta vida. Pero esto es lo que tenemos. Es posible que deseemos curar una versión de nosotros mismos que creemos que es digna de ser compartida, pero Dios dice: sí, tomaré esas cosas buenas y brillantes, pero también me gustaría usar lo que sea que estés escondiendo detrás de tu derecha ahora. Mira, somos una o ambas personas con un Dios y para ambos, para quienes nada se perderá y todos serán redimidos.

 

Esto significa que el mismo Dios que estaba presente cuando tomaste tu primer aliento, el mismo Dios que cuidó tus rodillas despellejadas, el Dios que se sintió ausente en tu angustia de adulto joven y  cuyo nombre has invocado en innumerables ocasiones, el Dios quien te ha nombrado y reclamado como parte de Dios, y que también estará presente cuando tomes tu último aliento - y redima tu vida de la tumba ... este Dios usará toda la grabación, todo el album de fotos sin cortes ni ediciones de tus vida para el propósito de Dios. Lo que quiere decir, nada está perdido. No se desperdicia nada Lo bueno es tan bueno y lo malo es tan útil. Y para la gloria del nombre de Dios, todos resucitaremos en el último día. Amén.

 

 

====================================================================================

 

FUENTE: http://www.nadiabolzweber.com/uncategorized/sermon-on-how-the-good-is-so-good-and-the-bad-is-so-useful.htm Traducido por Darren Lorente-Bull

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Síguenos