15 Jul 2020

22 Jun 2020

Please reload

Entradas recientes

TODO EMPEZÓ EN SEMANA SANTA

4 Apr 2020

1/10
Please reload

Entradas destacadas

La pena de muerte es la peor opción- por el Reverendo Thomas Mckenzie

 

 

 

 

 

El Rev Thomas Mckenzie vive en Nashville con su esposa y dos hijas. Fue ordenado en la Comunión Anglicana en 1998 y es el pastor fundador de la Iglesia del Redentor en Nashville, Tennessee.

Thomas tiene una licenciatura de la Universidad de Texas en Austin, y su maestría en Divinidad es de Trinity School for Ministry. Sirvió dos iglesias en Pittsburgh y otra en San Antonio antes de mudarse a Tennessee en 1999. Es oblato del Monasterio de Cristo en el Desierto.

 

El Rev Thomas escribe para The Rabbit Room y Anglican Pastor. Sus sermones se pueden encontrar en RedeemerCast. Es autor de The Anglican Way (una guía para el cristianismo anglicano) y The Harpooner (una guía devocional para el Adviento). El Rev también escribe reseña para películas y programas de transmisión para One Minute Review. A Thomas le encanta pasar tiempo con su familia y amigos. También le encanta leer, ver películas, hacer excursiones, viajar y todo lo que tenga que ver con Star Wars, Star Trek y Marvel Comics.

 

El articulo que sigue a continuación fue escrito por el Rev Thomas en Agosto y trata un tema que posee gran relevancia en Estados Unidos. Un tema muy dado a la controversia en ese país y que divide mucho la opinion publica. El Reverendo nos da la perspectiva Anglicana (y yo creo que Cristiana en términos mas generales) sobre la pena de muerte. 

 

 

 

 

Recientemente, el Papa Francisco prendió fuego al conservador catolicismo estadounidense declarando que la pena de muerte es incorrecta en todos los casos. Esto es contrario a la posición católica anterior que permitió la pena capital en ciertas circunstancias. El New York Times lo dijo bien:

 

Antes, la doctrina de la iglesia aceptaba la pena de muerte si era "la única manera practicable" de defender vidas, una apertura que algunos católicos tomaron como licencia para apoyar la pena capital en muchos casos. Pero el Papa Francisco dijo que las ejecuciones eran inaceptables en todos los casos porque son un "ataque" a la dignidad humana, anunció el jueves el Vaticano y agregó que la iglesia trabajará "con determinación" para abolir la pena capital en todo el mundo. 

 

 

Esto no fue una sorpresa para la mayoría de los cristianos en todo el mundo. Después de todo, es difícil "amar a tu prójimo" y matarlo al mismo tiempo. En la mayoría de las democracias, la pena de muerte ya no se emplea. En los estados totalitarios, las personas son ejecutadas sumariamente en la oscuridad, por lo que es difícil obtener hechos y cifras sobre eso. De todos modos, en muchos lugares del mundo, la idea de que el gobierno mate legalmente a personas no es aceptable.

 

Estados Unidos es, por supuesto, diferente. Ejecutamos legalmente a más personas que cualquier otra nación occidental. Puedes leer las estadísticas aquí. Incluso con los desafíos de la corte local a la pena de muerte y la falta de asesinatos, drogas disponibles, todavía estamos matando gente.

Es posible que el Papa no haya impresionado al mundo, pero sí impresionó a los conservadores cristianos estadounidenses. Mi amigo Russel Moore (que es, de hecho, un gran tipo a quien amo y conozco personalmente) hizo un buen trabajo al explicar la posición conservadora, estadounidense y cristiana aquí. La posición esencial de Russ es esta: la Biblia está bien con la pena de muerte, entonces podemos estar bien con eso. Por supuesto, él es más matizado. Él admite el hecho de que la forma en que se aplica la pena de muerte en los EE. UU. Es bastante horrible. Sin embargo, la Biblia es genial con eso así que el Papa está equivocado.

 

La forma en que Russ llega allí es señalando que el Papa confía en el mandamiento "no matarás". Este mandamiento se da en el contexto de una nación (el antiguo Israel) que practicó la pena capital de una manera que la mayoría de nosotros estaría muy triste. Russ tiene razón en que la palabra "asesinato" aquí no puede aplicarse a la pena capital en ese contexto.

 

Entonces, si algo es permitido por la Torá dada por Dios en el antiguo Israel, ¿es aceptable para los cristianos de hoy? Yo diría "diablos no". Obligar a un hombre a casarse con la mujer que había violado (como ejemplo) puede haber sido una buena idea en el antiguo mundo del este cercano (debido al impacto económico de la violación y el matrimonio), pero no creo que ninguno de nosotros desee que se aplica hoy. ¿Por qué? Porque tenemos mejores formas de manejar la violación que eso. Hoy, diríamos que casar a mi hija con su violador sería inmoral, incluso malo.

Russ argumenta que el Nuevo Testamento permite la pena de muerte. Lo hace señalando que San Pablo dice algo acerca de que el gobierno tiene derecho a "llevar la espada". También nos recuerda que el ladrón que murió en la cruz dijo que estaba siendo castigado con justicia. Basado en estos dos versículos, él concluye que a Jesús le encanta la pena de muerte.

 

Al hacer esto, el por demás sorprendente Russell Moore comete un error fundamentalista normal. Encuentra un par de versículos de la Biblia que dicen algo que podría tener algo que ver con un tema contemporáneo, y luego usa esos versículos para guiar su argumento. Al hacerlo, ignora todo el empuje de las Escrituras con respecto al amor, la gracia, la justicia y el valor de la vida humana. (Esto no es un error que comete en otras áreas).

 

OK, digamos que Russ tiene razón. Digamos que el Nuevo Testamento es genial con la pena de muerte. Digamos que una referencia a "empuñar la espada" supera al mandamiento de Jesús de "amar a tu prójimo como a ti mismo". Claro, está bien. ¿Deberían los cristianos estadounidenses hoy estar bien con la pena de muerte? La respuesta es, una vez más, "el infierno no". ¿Por qué?

 

Una vez escuché un sermón de Richard Niebuhr. En él, dijo algo como:

 

Los cristianos siempre están buscando una elección entre el bien y el mal. Pero este mundo caído rara vez nos permite elegir entre el bien y el mal. A menudo nos da la opción entre malvado y más malvado.

Eso no es en absoluto una cita exacta, pero sigue siendo una idea realmente importante para la moralidad. Es una idea que obstaculiza las conversaciones entre cristianos más tradicionales (católicos, ortodoxos, anglicanos) y fundamentalistas. El último grupo está buscando el versículo de la Biblia correcto, el primero está buscando la más moral de las opciones inmorales.

 

En una situación de pena de muerte, ¿cuál es la opción más moral? Digamos que creemos que Dios creó a todos los humanos a su propia imagen (Génesis 1:27, etc.), que ama a todos en el mundo (Juan 3:16, etc.), y que la vida humana es sagrada (Salmo 139: 13, etc.). Dado esto, parece claro que es más moral dejar que alguien viva que matarlos. 

 

Según el Nuevo Testamento, la ley suprema es la ley del amor. Parece obvio que no puedes amar y matar a alguien al mismo tiempo.

 

¡Pero !, dices. ¿Qué tal ?, dices. Espera, estoy contigo. Algunas veces alguien "tiene que" morir. A veces no hay forma de evitarlo; o, la forma de matar es peor que matar. Estoy de acuerdo. Tomar una vida es un mal moral, pero a veces es el mal menor. Por ejemplo: D-Day. ¿Era más malo dejar que Hitler tuviera a Europa, o matar a todos esos hombres en el Día D? Ninguno de los dos es bueno, pero el Día D era la opción menos malvada.

 

Esta es la base de la teoría de "Just War" (guerra justa) por ejemplo. También es el argumento para el aborto si la vida de la madre se ve amenazada. Incluso es el argumento para poner a alguien en la cárcel por un crimen. Está limitando a una persona en una jaula? No, no es. Pero a veces es necesario (y algunas veces no lo es).

 

El divorcio es malo, pero a veces es menos malo que la alternativa. Robar es malo, pero a veces es menos malvado que la alternativa. Matar es malo, pero a veces es menos malo que la alternativa. Dicho esto, nunca es necesario ejecutar a un recluso en nuestras cárceles. La ejecución es la alternativa más malvada.

 

En Estados Unidos, podemos mantener fácilmente a una persona en prisión de por vida. De hecho, la cadena perpetua es menos costosa que la pena de muerte, debido a las interminables apelaciones que reciben las personas en casos de pena de muerte. No hay razón para matar a una persona. No escaparán, nunca volverán a ser un peligro para la sociedad. A diferencia de Europa, los EE. UU. Realmente encarcelan a las personas de por vida. Entonces, ¿por qué matarlos? ¿Justicia? Venganza, más bien. Si bien la venganza puede ser emocionalmente satisfactoria (lo cual dudo), no puede considerarse una idea cristiana.

 

En el tiempo de Moisés, la cadena perpetua era ridícula. Ni siquiera tenían prisiones. El castigo fue rápido porque tenía que serlo. En el tiempo de San Pablo, ¿la muerte era mejor que el encarcelamiento? Con la inanición, la esclavitud, el servicio militar forzado y la tortura desenfrenada bajo la custodia romana, la mayoría de nosotros habría elegido la muerte. En estos casos, la muerte puede haber sido menos malvada que la alternativa.

 

Volvamos al Nuevo Testamento. Porque algo está permitido en el Nuevo Testamento, ¿deberían los cristianos apoyarlo hoy? Si decimos "sí" a esa pregunta, entonces es mejor que estemos bien con la esclavitud. El Nuevo Testamento es totalmente vago sobre la pena de muerte, pero es bastante claro sobre la esclavitud. Mientras que la esclavitud en la Iglesia se ve socavada por las enseñanzas de San Pablo (léase Filemón), no se cuestiona como una norma social. ¿Alguno de nosotros cree que la esclavitud es la mejor opción moral hoy en día? Por supuesto no. La esclavitud es la opción más malvada. Entonces, ¿por qué aceptaríamos la pena de muerte?

 

Agregue a este argumento las formas horribles en que se ha usado la pena de muerte como arma racista en los EE. UU. Añádase a esto el número de personas que más tarde serán exoneradas por ADN y otras pruebas. Agregue a esto la forma en que la pena de muerte socava la santidad de la vida. Parece que la pena de muerte debe ser aceptada como la opción más malvada que tiene disponible el gobierno de EE. UU. Por lo tanto, los cristianos estadounidenses deberían oponerse.
 

=======================================================================================

 

Fuente: http://www.thomasmckenzie.com/blog/ traducido por Darren Lorente-Bull

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Síguenos