15 Jul 2020

22 Jun 2020

Please reload

Entradas recientes

TODO EMPEZÓ EN SEMANA SANTA

4 Apr 2020

1/10
Please reload

Entradas destacadas

La devoción personal en la vida diaria y el Libro de la Oración Común

21 Feb 2018

 

Lex orandi, lex credendi

 

Se denomina Devotio Moderna a una corriente espiritual que floreció en los Países Bajos, en la segunda mitad del siglo XIV, principalmente por obra de Geert Groote y de su discípulo Florens Radewijns. En el siglo XV y comienzos del XVI la Devotio moderna renovó con sus escritos ascético-místicos, especialmente con la Imitación de Cristo, de Tomás de Kempis (1380-1471), los ambientes de la vida religiosa y del pueblo cristiano.

Las características de la Devotio moderna son la interioridad, la vigilancia continua del corazón y de sus sentidos, para lo que se necesita soledad y silencio; la afectividad y el voluntarismo; la ascética; la imitación de Cristo y la oración metódica: ese tipo de espiritualidad quiso aunar los valores del Humanismo renacentista y del cristianismo reivindicando el ámbito de la interioridad personal,  y la piedad de los laicos según el principio del sacerdocio universal, en medio del mundo, esa espiritualidad ha sido considerada por algunos autores como una prefiguración de la espiritualidad protestante.

 

Nuestro Libro de Oración Común, incluye también formas establecidas tanto para la oración privada como para la oración colectiva; las oraciones de la mañana y de la tarde se consideran servicios regulares de la Iglesia y son algo formales, contienen oraciones y lecturas asignadas de las Escrituras; no necesitan ser dirigidos por el clero. La oración de la mañana y la noche son los elementos principales de lo que se llama la " el oficio diario"; otros servicios comunitarios son el servicio de mediodía y completas (noche), y hay lecturas de las escrituras establecidas para cada día del año, siguiendo un ciclo de dos años. Aunque los servicios diarios del Oficio de las horas no incluyen ritos sacramentales como la Eucaristía, no es raro que las iglesias anglicanas ofrezcan un pequeño servicio eucarístico a mitad de semana.

 

Al igual que en muchas ramas del cristianismo, el anglicanismo también fomenta otras formas de devoción personal, la práctica de la oración diaria individual y la lectura de la Biblia, a veces denominadas "devociones diarias". El propósito de las devociones diarias es ayudar a mantener y mejorar la relación de una persona con Dios. Dios se relaciona personalmente con nosotros, tanto individual como colectivamente, y la práctica de las devociones diarias fomenta esa relación reforzando en nosotros la conciencia de vivir ante Dios, en su presencia.

 

El Libro de la Oración Común tiene un formulario de devociones diarias para individuos y familias, pero la tradición anglicana de ninguna manera se limita a la forma del Libro de la Oración Común sino que admite otras formas de piedad personal: la oración improvisada,  leer las Escrituras de acuerdo con el Oficio Diario, la lectura de las Escrituras, también hay numerosos libros devocionales publicados privadamente destinados a guiar la lectura de las escrituras de un individuo y / o inspirarnos en la vida como algo que se vive aparte de los servicios comunitarios o la Santa Cena. Las devociones diarias están destinadas a  impregnar, no solo el tiempo dedicado a la devoción, sino la vida entera.

 

 

El anglicanismo también fomenta la devoción comunitaria, informal, entre los creyentes. Muchos anglicanos se reúnen en pequeños grupos en las casas de los demás para estudiar, orar y tener compañerismo periódicamente (quizás cada dos semanas o cada mes). Al igual que las devociones diarias, los objetivos y las estructuras de las reuniones informales varían. Algunos colocan la oración y el apoyo espiritual y emocional mutuo en el centro, otros el estudio de las Escrituras, y hay muchas otras posibilidades. Sin embargo, al igual que en el Oficio diario, las devociones diarias informales y las reuniones asociativas, en Oratorios o grupos de Lecturas bíblicas generalmente no pretenden incluir los ritos sacramentales.

 

Al igual que otros cristianos que siguen el calendario litúrgico, muchos anglicanos adaptan sus prácticas devocionales personales a las estaciones litúrgicas. Por ejemplo, durante la temporada de Adviento de cuatro semanas, la cena familiar podría estar adornada con una corona de Adviento, un círculo de hojas perennes con cuatro velas en el círculo y una en el medio. Aunque hay alguna variación en los colores de las velas, por lo general hay cuatro velas moradas (o tres moradas y una rosa) en el círculo, y una blanca en el medio. Comenzando el primer domingo de Adviento, durante la primera semana se enciende una vela púrpura cada noche (o quizás solo el domingo); durante la segunda semana se agrega otra vela púrpura; durante la tercera semana, el rosa o el tercer púrpura también se encienden; y en la última semana las cuatro velas están encendidas. Luego, en Navidad (o Nochebuena) se agrega la vela blanca. La iluminación de las velas puede ir acompañada de una lectura de las Escrituras o una oración devocional.

 

 

Otra temporada litúrgica con un patrón común de práctica devocional es el tiempo penitencial de Cuaresma de seis semanas. El primer día de Cuaresma es Miércoles de Ceniza, y la práctica tradicional es que los Anglicanos (y otros cristianos que observan la Cuaresma) asisten a un servicio de la Iglesia ese día y reciben la imposición de las cenizas. Las cenizas mezcladas con un poco de aceite o ungüento se trazan en las frentes de los fieles en forma de cruz, recordándoles que son del polvo, y al polvo volverán o dicho con otras palabras, sin el amor misericordioso de Cristo, no somos nada.

Fuente:

http://www.patheos.com/library/anglican/ritual-worship-devotion-symbolism/ 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Síguenos