Por qué el escepticismo puede ser bueno para tu fe




Cuando Martin Gardner se dio a conocer como creyente en Dios, algunos ateos fanáticos y colegas científicos se sorprendieron.

Autor de más de un centenar de libros sobre matemáticas y ciencias, la columna mensual de Gardner en Scientific American lo estableció como uno de los escritores científicos más influyentes del siglo. Numerosos científicos y matemáticos de primera línea le atribuyen a Gardner el haber despertado su interés y vocación profesional.


También fue un abanderado del escepticismo moderno. Fundador del Comité Estadounidense para la Investigación Escéptica, una organización dedicada a promover la ciencia y el pensamiento crítico, atacó todo lo que oliera a pseudociencia o pensamiento magufo : OVNIs, astrología, cienciología, teosofía, parapsicología, radiestesia, ESP: Gardner implacablemente los desacreditó a todos.


Un racionalista centrado, Martin Gardner no se ajustaba al estereotipo público de un hombre que creía en Dios, y mucho menos (como admitió) en la oración y la vida después de la muerte.


En su libro The Whys of a Philosophical Scrivener, explicó sus creencias. De acuerdo con su método escéptico, no ofreció muchos argumentos para sostener una razón positiva para creer en Dios, su enfoque era sin embargo brillante en demostrar por qué todas las alternativas a Dios eran peores.


Capítulo tras capítulo, con un vasto conocimiento de la historia intelectual occidental, Gardner explicó cuidadosa y lógicamente por qué no fue persuadido por el relativismo, el pragmatismo, el determinismo, el marxismo, el ateísmo o cualquiera de los otros "ismos" de la época. No era tanto un argumento a favor de Dios como un argumento en contra de todo lo demás.


GK Chesterton dijo una vez que cuando las personas dejan de creer en Dios, terminan creyendo en cualquier cosa. Si no es cristianismo, será otra cosa. Deshágase de Dios, y por elección o por defecto, su visión del mundo acabará conformada por algún otro conjunto de valores, basado en fundamentos dudosos y presupuestos no probados. No hay tierra neutral en estas cosas. Ya sea el libertarismo, el nacionalismo, el fundamentalismo, el relativismo, el reduccionismo científico, la sociobiología, el materialismo o la voluntad de poder, no faltan las ideologías contemporáneas que compiten para llenar el vacío intelectual en el corazón del secularismo occidental.


Puedes creer en estas alternativas al cristianismo si quieres. Me he sentido atraído por algunas de ellos a través de los años. Pero finalmente, he terminado por desengañarme. Las ideologías seculares de hoy contienen demasiadas suposiciones cuestionables, incoherencias y dogmas no asumibles por mí, me piden una fe secular, que no me invita a confiar. He llegado a la conclusión de que en el mercado moderno de ideas, la creencia en Dios es la única opción racional para la mente escéptica.

Fuente:

http://www.pneuma.org.uk/science/why-scepticism-can-be-good-for-your-faith/

pneuma

(njuːmə) noun: breath, spirit, creative energy



Charles Clapham was born in Scotland, and brought up there and in Southern Africa. He spent twelve years in Manchester, Sheffield, Durham and New York, studying architecture, history, economics, and theology, and wrote a PhD on the relationship between theology and economics.


Following ordination in the Church of England, Charles worked in churches in Manchester and Stoke-on-Trent, and as a university chaplain. He has taught at university level in the areas of ethics, theology, and mission, and is currently the vicar of ST PETER’S CHURCH, HAMMERSMITH, in West London.

He is married with two young (and rather noisy) children, and his passions include philosophy, music and decent coffee.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2017 Iglesia Española Reformada Episcopal, Comunión Anglicana